Gareth d'Deneith

Guardaespaldas del Gremio de Defensores de la Casa Deneith, gran combatiente, desperdiciado en malos encargos

Description:
Descripción

Físicamente soy muy alto y bastante fornido, de pelo oscuro y ojos grises. Suelo llevar la barba bien recortada y el pelo no demasiado largo. Se puede decir que soy agraciado, y el hecho de llevar siempre mi armadura completa perfectamente pulida me ha hecho ganarme más de un cumplido, pero no me gusta presumir de ello. Representar a mi casa es otra de mis labores, y es algo que hago honesta y responsablemente, aunque he de reconocer que en ocasiones he sido demasiado suspicaz y desconfiado.

Habilidades
  • Físico MB
  • Combate MB
  • Atractivo B
  • Habilidades Atléticas B
  • Coraje B
  • Marca del Centinela B
  • Sigilo M
  • Conexiones M
Bio:

Mi nombre es Gareth d’Deneith, y este es mi diario personal, en el que pienso anotar mis vivencias como miembro del Gremio de Defensores de la Casa Deneith.

Físicamente soy muy alto y bastante fornido, de pelo oscuro y ojos grises. Suelo llevar la barba bien recortada y el pelo no demasiado largo. Se puede decir que soy agraciado, y el hecho de llevar siempre mi armadura completa perfectamente pulida me ha hecho ganarme más de un cumplido, pero no me gusta presumir de ello. Representar a mi casa es otra de mis labores, y es algo que hago honesta y responsablemente, aunque he de reconocer que en ocasiones he sido demasiado suspicaz y desconfiado.

Nací hace 23 años, el segundo Mol de Olarune, bajo la protección de la constelación de Bahamut en el firmamento. Segundo hijo de uno de los linajes secundarios de la sangre del Centinela, desde pequeño todos parecían estar seguros de que la Marca se manifestaría en mi cuerpo. Por ello, he sido instruido en el arte de la guerra y la esgrima desde muy joven.

Fue durante uno de estos entrenamientos que mi marca se reveló por primera vez. En un simple ejercicio de escolta, un accidente puso en peligro la vida del instructor que hacía las veces de protegido. Al intentar salvarle, desperté los poderes de la Casa Deneith y cree un escudo de fuerza delante de él, evitando el accidente. Desde entonces he practicado diariamente los poderes de la Marca de Dragón, y creo que actualmente es una de mis bazas más importantes.

Desde que mi marca apareció, he escalado puestos en la organización del Gremio bastante rápidamente, y he podido participar en varios trabajos que sin duda me han ayudado con mis entrenamientos, mejorando mis habilidades atléticas así como mi coraje. Lo único que nunca he sido capaz de aprender es a ser más sigiloso. Supongo que es el precio a pagar por las capas de protección que me ofrece mi atuendo preferido: Una gran armadura completa, una espada bastarda en una mano y un escudo pesado de metal en la otra.

Últimamente me parece que hay algo a mi alrededor que no está del todo bien. Los últimos encargos han sido o bien poco interesantes, o bien más peligrosos de lo que se esperaba. Quizás haya alguien dentro de la casa que me tenga envidia y que este manipulando los hilos para llevarme por caminos menos seguros. O quizás es una racha de mala suerte.

Sea como sea, ahora mismo me encuentro ante un encargo algo dudoso. Tengo que proteger a un antiguo agente durante una fiesta. Todo esto estaría bien, si no fuese porque, tras una pequeña investigación de este “agente”, he descubierto que su última misión fue un terrible fiasco en la que murieron todos los implicados… menos él. Aunque el hombre parece agradable, sé que debo estar muy atento por si algo no sale como fue planeado. Con todo, pienso cumplir mi cometido hasta el final, ya que el honor, tanto el mío como el de mi casa, está en juego.

Gareth d'Deneith

El Disco Eterno Rancor